Ana y Emilio

Una buena dosis de amor y diversión. Disfrutamos y nos emocionamos muchísimo siendo parte de su día especial. Desde nuestro primer contacto con ellos nos entraron unas ganas tremendas de filmarla. Una boda con brisa gaditana y cuidada al mínimo detalle. Y ellos, sencillos, divertidos y guapos. ¡Qué más podemos pedir!